La reelección de los diputados, por Jesús Velediaz

88
puntos de vista

 

Estamos prácticamente a unos días de que el Consejo General del Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana del Estado, se instale formalmente para dar inicio a los preparativos de las elecciones para renovar la gubernatura, los 58 ayuntamientos y a los integrantes del Congreso local.

 

Es importante destacar que este Consejo Estatal Electoral (CEEPAC) es el encargado de organizar y administrar el proceso electoral, en cada entidad federativa se instala uno simultáneo para realizar las mismas actividades dentro de su ámbito territorial.

 

Ahora bien, estaremos nuevamente inundados de “los mejores candidatos” y “las mejores propuestas”, pero, se han preguntado si realmente son lo que nosotros como sociedad necesitamos, lo que nuestra colonia, municipio o estado requiere en estos momentos de emergencia sanitaria por la que estamos atravesando todos. Los actuales diputados locales y no solo de San Luis Potosí, sino del resto de los estados y los presidentes municipales ¿están preparados para responder como lo necesitamos ante la inseguridad imperante y la crisis sanitaria?

 

Es momento de evaluar realmente a los futuros candidatos y no dejarse llevar por los regalos, que esta vez podrían ser medicamentos y gel antibacterial, porque primero debemos de preguntarnos de dónde salen esos artículos, les sobra el dinero para comprar esos paquetes como para ir regalando, o es dinero que se les da como apoyo por tener algún cargo de elección popular, mientras que el resto de la población padece por el desempleo y otros apenas alcanzan a dar lo mínimo a su familia para comer.

 

No debemos de sentirnos bendecidos por recibir regalos, ni que baste eso para darles nuestro voto, porque está más que demostrado que la mayoría de ellos no han respondido como se requiere en momentos de emergencia, es tiempo de evaluarlos como lo hacen con cada uno de nosotros en nuestro centro de trabajo, al vendedor de la esquina le piden limpieza, al trabajador de alguna institución le piden puntualidad y eficiencia, al tendero le pedimos hasta fiado, pero de alguna forma u otra, exigimos a nuestra conveniencia, por lo tanto, ¿Por qué con ellos no?

 

El artículo 48 y 114, fracción I de la Constitución Política del Estado de San Luis Potosí, establece que los diputados locales podrán ocupar su encargo hasta por 4 periodos consecutivos y los presidentes municipales por un periodo más, respectivamente, ahora, se imaginan tener a un diputado que no realiza bien su trabajo, que no va a su distrito y que aun así sigan votando por él para tenerlo por 12 años, es un insulto, como lo es que los mismos diputados hayan reformado la ley para estar en el encargo hasta por ese tiempo, obvio siempre y cuando los electores así lo decidamos.

 

Pero aquí es importante conocer que para el caso de San Luis Potosí, los diputados tienen dos periodos de sesiones, el primero, del 15 de septiembre al 15 de diciembre, y el segundo, del 1 de febrero al 30 de junio. Es decir, que trabajan 242 días de 365 ¿y los 123 días restantes?, en periodos de receso queda una Diputación Permanente para los trabajos que se requieran conformada únicamente por 4 diputados y el presidente de la Mesa Directiva.

 

Ahora, si somos más exigentes y analizamos solo los días hábiles trabajan 107 días en esos dos periodos y si aún somos mucho más exigentes y tomamos en cuenta que no sesionan diario y lo hacen cada tercer día, pues estaríamos hablando que solo trabajan 80 días para lo cual reciben un sueldo excelente.

 

¿Existe algún centro de trabajo que labore los mismos días que ellos? ¿Quién de ustedes quiere ser diputado? ¿A quién le darán su voto? Analicemos mejor las propuestas para otorgar el voto, a los diputados les pedimos trabajo para la sociedad y conocimiento real de las necesidades, alejados de promoción en medios y redes sociales, iniciativas de ley acorde a la situación real y sobre todo más empatía, y a nosotros exigir resultados acorde a lo que somos cada uno de nosotros, no a como nos ven ellos y analizar más nuestro voto.

 

 

 

*Maestro en Administración Pública por la ULA y Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la UNAM.