La inflación pega directamente al bolsillo de los mexicanos, con el aumento en los precios de los bienes y servicios como el de la luz, por lo que a partir de este primer mes de 2023 la Comisión Federal de Electricidad (CFE) aplica un aumento en tu recibo.

Las tarifas de la CFE tienen un incremento del 7.1 por ciento, por lo que los usuarios en tarifa doméstica deberán pagar 0.945 pesos por cada uno de los primeros 75 kilowatthoras (KWh) consumidos, respecto a los 0.882 pesos que desembolsó en 2022, de acuerdo con datos públicos de la dependencia.

Al cierre de 2023, los usuarios con tarifa doméstica pagarán 1.011 pesos por cada uno de los primeros 75 KWh.

El pasado 23 de diciembre de 2022, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) emitió un acuerdo sobre las tarifas del suministro eléctrico de la CFE para este año y que suprime las establecidas durante la pandemia del covid-19 en 2021.

«La comisión aplicará las metologías para determinar el cálculo y ajuste de las tarifas finales el suministro básico que tiene como objetivo promover el desarrollo eficiente de la industria eléctrica, garantizar la continuidad de los servicios», refiere el acuerdo.
De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2023, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) tiene una partida de más de 76 mil 624 millones de pesos de subsidios a las tarifas eléctricas.

Dicho subsidio permite controlar el precio de la luz ante posibles factores que impacten en su comportamiento al alza.

Con información de Milenio