Preparan proyectos de plazas recreativas en tres puntos de la ciudad

26
puntos de vista

Jorge Aguilar González, coordinador de Imagen Urbana de la Dirección de Servicios Municipales, dio a conocer los proyectos en los que ya trabaja el Gobierno de la Capital para rescatar espacios públicos y entregarlos a la ciudadanía. Se trata de la Plaza del Estudiante, la Plaza de las Estaciones y un punto más, en Valle Escondido.

Aguilar González mencionó que el primero, que se convertirá en la Plaza del Estudiante se localiza en la calle Manuel Nava, al pie del asta Bandera Monumental, en donde se aprovechará un espacio importante, principalmente para los alumnos de las facultades de la Universidad Autónoma que se ubican en los alrededores.

“Hay estudiantes que vienen de otros municipios a recibir sus clases y tienen prolongados espacios de tiempo entre una clase y otra, ese será un lugar adaptado para ellos con enchufes de luz y bancas para que ahí trabajen, o tomen su lonche”, expuso Jorge Aguilar.

Añadió que para tal fin se trabajará en concordancia con la UASLP, para buscar incluso que se instale el servicio de internet.

Un segundo espacio que se rescata es el que se denominará Plaza de las Estaciones, que se ubica en la intersección de las calles Montes Apalaches y Montes Aconcagua, donde hay un globo terráqueo, un cubo y un triángulo.

Comentó el funcionario que ahí, en la parte posterior, había dos esculturas metálicas que ya se retiraron para acondicionarlo de manera diferente y aprovechable, con un mural en el piso donde podrán tomarse la fotografía del recuerdo, y motivos alegóricos con el tema de las cuatro estaciones del año.

El tercero se localiza en la colonia Valle Escondido, que surgió de la petición de vecinos en una de las ediciones del programa Domingo de Pilas con Mi Gobierno: “Se colocarán ejercitadores, una plancha de concreto para usos múltiples, juegos infantiles, una mini cancha de basquetbol y área verde, en el que interviene parques y jardines”, puntualizó.

Jorge Aguilar precisó que son espacios que en su momento se hicieron para recreación y esparcimiento, “pero realmente son áreas grises que no se aprovechan, ni siquiera existe un techo para resguardarse del sol o de la lluvia”.