Internet para todos, ciudadanos deben exigir se cumpla este derecho constitucional: Sara Rocha

18
puntos de vista

 

En 2013 México reformó la Constitución para establecer como derecho humano el acceso a internet en la lucha contra la desigualdad, ahora, lo que se requiere es homologar la Ley General de Desarrollo Social con lo que dispone el artículo sexto de la Carta Magna y en ese objetivo la diputada federal del PRI, Sara Rocha Medina, propuso actualizar el marco legal en materia de derechos y obligaciones para la inclusión digital progresiva.

Planteó que la ley secundaria, la cual garantiza el pleno ejercicio de los derechos sociales constitucionales, defina cómo el Estado va a garantizar a todos los sectores sin distinción económica, geográfica o social, la conexión a la red, así como a las tecnologías de la información y comunicación, los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, que incluyen el acceso a internet y la banda ancha.

“De no hacer válida esta necesidad, se corre el riesgo de profundizar el rezago socioeconómico de millones de mexicanos. El internet es un elemento inherente a nuestra vida diaria que debe ser salvaguardado por nuestro marco jurídico, a fin de hacerlo exigible por todos los mexicanos”, dijo.

Recordó que con base en datos del Foro Económico Mundial, en países con bajos ingresos, la población difícilmente navega en redes de calidad, las denominadas 4G o superiores, además de que una suscripción a internet representa entre el 12 y 15 por ciento de los ingresos mensuales de una familia, sin soslayar que adquirir un dispositivo puede significar hasta 60 por ciento del salario anual de algunos grupos vulnerables.

La también vicepresidenta de la Cámara de Diputados señaló que el reto consiste en lograr que el internet llegue a todos, incluyendo a los más pobres y el servicio sea de alta velocidad, para aprovecharlo en cualquier sitio y espacio público del país, con ello, dijo, se abrirán más oportunidades, eficiencia, igualdad y mayor actividad económica, pues de lo contrario estaremos condenando a millones de mexicanos al analfabetismo digital.

Por último, indicó que a raíz de las políticas de confinamiento, la gente se ha apoyado en las nuevas tecnologías, en donde cada vez encontramos mayor variedad de servicios, desde los sectores educativos o médicos, hasta la integración de redes de trabajo; sin embargo, con ello también se han visibilizado los rezagos de conectividad y la falta de políticas que garanticen el acceso universal al ciberespacio.