Con Feria de la Salud, Facultad de Enfermería conmemora Día de la Lucha contra el Cáncer de Mama

39
puntos de vista

 

Por el Día Internacional de Lucha Contra el Cáncer de Mama, la Facultad de Enfermería y Nutrición (FEN) de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí realizó una “Feria de Salud” el pasado 19 de octubre en sus intalaciones, donde brindó atención médica al personal docente, administrativo, estudiantil y público en general.

La actividad se desarrolló de 9:00 a 18:00 horas en una unidad móvil que ofreció servicios gratuitos como la exploración física mamaria, toma de papanicolau e información general sobre esta enfermedad. Se registró una excelente respuesta y participación de la comunidad universitaria que acudió a este llamado.

Al respecto, la doctora Carolina Ortega Olvera, secretaria académica de la FEN apuntó que en el año 2006 el cáncer de mama fue la primera causa de muerte en mujeres; que una de cada 14 mujeres lo desarrollará en algún momento de su vida y que en nuestro país desafortunadamente se detecta en los estadios más avanzados.

La catedrática detalló que el cáncer de mama tiene tres herramientas básicas que permiten detectarlo de acuerdo con la normativa mexicana. La primera de ellas es el autoexamen; se recomienda realizarlo a partir de los 20 años, entre el séptimo y decimo día del inicio del sangrado de la mujer menstruante.

“Se debe revisar el tejido de la glándula mamaria incluyendo el cuello y axilas para identificar cambios como por ejemplo: bolitas, hoyitos, el estado del pezón, secreción, piel enrojecida o bien piel de naranja en los senos”, explicó.

La segunda herramienta es la revisión por parte del personal médico o la aplicación de un examen clínico en el que se hace una revisión de salud de las mamas, donde se verifica que no haya cambios anormales entre una mama y la otra.

La tercera acción que permite la detección oportuna del cáncer de mama es la mastografía o radiografía de las glándulas mamarias que se toma con un aparato, se hacen cuatro tomas para poder identificar cambios en el tejido. Este estudio se recomienda a las mujeres de 40 a los 69 años y debe realizarse cada dos años.

La docente también dijo que la mastografía causa una molestia mínima en comparación con los procedimientos agresivos que deben implementarse cuando el cáncer se detecta de manera tardía y avanzada. “Además, por lado económico los tratamientos pueden ser menos costos dependiendo el tiempo en el que se identifica la enfermedad”, finalizó.