Lactancia Materna, la mejor manera de nutrir al recién nacido: IMSS

0
53
puntos de vista
  • Un bebé alimentado exclusivamente del seno materno, tiene menor predisposición  a padecer obesidad

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad y la continuación de la misma (con introducción gradual de alimentos sólidos) hasta el segundo año de vida.

Este alimento esta adaptado de forma natural a las necesidades del recién nácido, durante la gestación la transferencia de alimentos y nutrientes de la madre al bebé ocurre por medio de la placenta, posterior al nacimiento se da a través del calostro que se caracteriza por ser abundante en proteínas y sales minerales, indico la jefa del área de de Neonatología del Hospital  General de Zona No. 1 “Lic. Ignacio García Téllez”, Rosa María Ruíz García.

“El calostro que se caracteriza por tener un color amarillento y de textura espesa, es el alimento idóneo para el recién nacido y su administración debe de comenzar casi de manera inmediata al nacimiento”.

Se recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida, y a libre demanda, es decir que el bebé puede ser alimentado las cantidad de veces que el requiera y sin tener un horario en especifico, después de este lapso,  se debe de complementar previa valoración médica con  otros alimentos indicó la especialista.

“En la actualidad existen estudios que señalan que se puede alimentar del seno materno desde el momento del nacimiento y hasta los dos años de edad, sin que la leche pierda sus propiedades”.

La leche materna es la mejor fuente de nutrición para el lactante, ya que sus componentes cuentan con los nutrimentos necesarios para un buen desarrollo tanto fisíco, como mental, reduce el riesgo de padecer obesidad, ya que contiene leptina, hormona que controla la obesidad además de favorecer el desarrollo del vínculo madre e hijo, el cual es indispensable y mejora el desarrollo intelectual, psicomotor y la gudeza visual.

El  recién nacido no cuenta con las defensas que lo protejan de infecciones respiratorias y diarreicas, ya que los biológicos que le ayudarán a crear defensas contra estos padecimientos se comienzan a suministrar a partir de los dos meses de edad; “un bebé que es alimentado del seno materno está protegido a través de este alimento contra estas enfermedades”, dijo.

Ruíz García resaltó que el Hospital General de Zona No. 1 se encuentra catalogado como “Hospital Amigo del Niño y la Madre”, ya que se privilegia la alimentación directa del seno materno, fomentando el apego inmediato y  evitando el uso de las mamilas y el chupón, con el único objetivo de formentar la lactancia materna como alimento exclusivo y con ello mejorar la nutrición de las y los niños en el país.