La educación para la salud contribuye a mejorar conductas personales: investigadora

0
44
puntos de vista

Como parte de las actividades del Verano de la Ciencia, se desarrolló en la Facultad de Medicina de la UASLP, la conferencia “El papel del profesional de la salud en el cambio de conductas saludables en la población”, impartida por la doctora Patricia Elizabeth Cossío Torres, catedrática investigadora del Departamento de Salud Pública del plantel.

La charla se ofreció con el objetivo de dar a conocer el cambio de conductas saludables en la población reto que enfrentan los profesionales de esta área, pero también el de mejorar los conocimientos en la población, y generar estrategias que permitan tratar la parte afectiva, es decir conocer el valor que le da la población al conocimiento de conductas saludables.

Explicó que es importante dar un salto al cambio conductual, “no vamos a poder cambiar conductas si no aumentamos el conocimiento, trabajamos la parte afectiva”, por ello el profesional de salud debe trabajar ese proceso; atendiendo a las personas que no pretenden cambiar ni saben cómo visualizar cambios de estilos de vida, pues para ello está el profesional de salud, ya que debe allegar información a la familia, a las comunidades que presentan estos problemas.

Al hablar de conductas saludables, la doctora Elizabeth Cossío Torres, explicó que estas implican un cambio de estilos de vida, principalmente, porque son las cuestiones que pueden ser modificables, “hay cuestiones como la pobreza o la marginación donde al menos desde el ámbito del profesional de salud no podemos modificar”.

Señaló que para realizar cambios son diversos los determinantes que influyen pero estas acciones se darán en la medida en que el contexto social de la persona lo permita.

Sin embargo cunado el profesional de la salud ya sea un médico, una enfermera, nutrióloga, médico estomatólogo, químico o algún otro profesional de la salud hace su trabajo e informa a la población “hay evidencias trabajadas en diversos proyectos e incluso a nivel mundial, donde se ha demostrado que la educación para la salud contribuye a mejorar las conductas de las personas, impactando en indicadores de salud comunitarios, a nivel de estado, municipio o país”.

Por ello conminó a los estudiantes que escucharon la ponencia a que ejerzan estrategias sustentables e informen a la población para que se auto responsabilice, de tal forma que cuando el profesional no esté presente las personas continúen manteniéndose saludables.

La plática que tuvo lugar en el Aula B de la Facultad de Medicina de la UASLP, contó con la participación de estudiantes de las carreras de Médico Cirujano, Ciencias Ambientales y Salud, Enfermería, Estomatología, Nutrición, Psicología, Criminología, y otras áreas.